ESP | CAT | ENG

Máster en Biología Molecular y Biomedicina


La Biología Molecular ha revelado los mecanismos que regulan el funcionamiento de las células en los organismos vivos y, en particular, en los humanos. Además, ha cambiado la forma de hacer investigación en diferentes campos, sobre todo en el biomédico, lo que ha reportado grandes beneficios a la sociedad.

Los departamentos de Biología y de Ciencias Médicas de la UdG, con la colaboración del IdIBGi (Instituto de Investigación Biomédica de Girona) proponen el Máster en Biología Molecular y Biomedicina con el convencimiento de que los sectores biotecnológico, farmacéutico y veterinario necesitan profesionales que vayan más allá de los conocimientos adquiridos en el grado. El curso tiene la intención de formar a los estudiantes desde una perspectiva interdisciplinaria, a la vez que añade unas miras más amplias a las tradicionales especializaciones en campos como la biología molecular o la biomedicina. La suma de destrezas da como resultado que los estudiantes obtengan no sólo conocimientos teóricos sino competencias, tanto en la práctica del laboratorio aplicado a la industria o en centros hospitalarios, como en la investigación básica que se lleva a cabo en los ámbitos biotecnológico y biomédico.

Suma de esfuerzos

El conocimiento de los mecanismos que regulan el funcionamiento de las células en los organismos vivos, y en particular en los humanos, ha abierto un campo vastísimo que va desde la posibilidad de abordar enfermedades para las que todavía no se ha encontrado curación, hasta la mejora de la calidad de los procesos que interesan a la industria y que tienen relación con el funcionamiento de las biomoléculas y las células o con sus interrelaciones. Las oportunidades para los expertos en Biología Molecular son inmensas, y las ramas en que se despliega este árbol de conocimientos son, cada vez, más frondosas.

Antoni Benito, coordinador del máster, considera que la suma de destrezas que representa la participación de biólogos y médicos “aporta a los estudiantes un fondo práctico que otros másteres no proporcionan, porque no tienen la característica de hacerles entrar en el laboratorio y hurgar en él”. Benito se refiere a que más de la mitad de los créditos que componen el máster se pueden cursar de forma rotatoria en laboratorios de investigación o de las industrias del sector.

Los estudiantes se podrán incorporar a grupos de investigación en diferentes centros que participan en el máster y que trabajan en líneas como la tipificación de microorganismos, el estudio de patologías metabólicas, oncológicas, neurológicas y cardiovasculares, la ingeniería de proteínas, la obtención de transgénicos, el estudio de la calidad espermática, la diferenciación celular, el ensayo de nuevos agentes antitumorales o la genética de poblaciones. El objetivo es adquirir habilidad en diferentes técnicas y capacidad de enfrentarse al aprendizaje de otras que se puedan encontrar en el ejercicio profesional. Estas técnicas pueden ser aplicables al ámbito académico, pero también a cualquier industria o centro relacionado con el sector biotecnológico.

Cómo se organiza

Los sesenta créditos del máster se reparten en un módulo teórico, que comprende tanto asignaturas obligatorias como optativas, y un módulo práctico en el que se inscribe, además, el trabajo final de máster. Ambos módulos beben de la experiencia de los investigadores de los diferentes grupos de investigación de los departamentos de Biología y de Ciencias Médicas y del IdIBGi, a los que, cada curso, se suman varios especialistas internacionales que son invitados gracias a las ayudas que proporciona el MEC.

La coordinación del máster ha establecido convenios con laboratorios y empresas del ramo para que los estudiantes puedan hacer las prácticas. Unos estudiantes que deberán elegir el destino de prácticas en función de sus intereses. Cuando más de un estudiante quiera realizar las prácticas en un mismo laboratorio, se les adjudicará el puesto solicitado en función del currículum académico, de sus intereses y de la experiencia previa que tengan. Cuando llegan al laboratorio, los estudiantes cuentan con el asesoramiento de un supervisor para el monitoreo de las prácticas, tanto si se trata de un laboratorio de investigación como del de una empresa. En el caso de las empresas, puede tratarse de plazas con posibilidad de consolidación, porque, como explica Benito, “parece que las empresas empiezan a remontar sus departamentos de I+D+I y crean puestos de trabajo, precisamente, para expertos con el perfil que tienen nuestros estudiantes”.

Si quieres conocer mejor el Máster en Biología Molecular y Biomedicina, haz clic aquí.

Todos los másteres de la UdG, aquí.


Puntuación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
no hay comentarios Síguenos en facebook y en twitter

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa Campus de Excelencia Internacional

Universitat de les Illes Balears ⋅ Ctra. de Valldemossa, km 7.5 ⋅ Palma ⋅ 07122 Illes Balears ⋅ Tel: +34 971 173 000
Universitat de Girona - Campus e-MTA ⋅ Parc Científic i Tecnològic, Edifici Casademont ⋅ C. Pic de Peguera, 15, ⋅ 17003 Girona Tel. 972 419 678
CSIC. Serrano, 117 ⋅ 28006 Madrid ⋅ Tel: +34 914 113 077
Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA)Edifici H2O - Parc Científic i Tecnològic de la Universitat de Girona. Emili Grahit 101- 17003 Girona

2012 © e-MTA Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua AVISO LEGAL| MAPA WEB
iglesiesassociats