ESP | CAT | ENG

Marilós Balaguer: “Enseñamos que el agua hay que comprenderla como una problemática global”


La necesidad de formar profesionales que se especialicen en la resolución de problemas asociados con el uso y la gestión del agua ha impulsado la UdG, desde el año 2006, a ofrecer un máster que proporciona las herramientas precisas para una diagnosis correcta en la gestión de los recursos hídricos.


Marilós Balaguer coordina el Máster en Ciencia y Tecnología del agua de la UdG. Defiende la necesidad de formar profesionales que se especialicen en la resolución de problemas asociados al uso y la gestión del agua, un entorno en el que se requiere la integración de aspectos científicos, tecnológicos y sociales para abordar de manera panorámica las problemáticas que lleva asociadas. Una visión de conjunto que sobrepasa la que proporcionan los diferentes grados que tratan la cuestión, sean del ámbito científico o técnico. El Máster en Ciencia y Tecnología del Agua cuenta, para alcanzar los objetivos de integración descritos, con una plantilla de investigadores de primer orden, con una larga trayectoria de investigación en disciplinas muy diferentes –tecnología, química, ecología, hidrología, microbiología, economía y ciencias sociales– que tienen como común denominador el estudio del agua. El abanico de disciplinas que integran el máster hace que el estudiante obtenga una visión amplia del recurso, para que sea capaz de enfrentarse a las cuestiones relativas o ligadas a su uso.

Objetivo: formar profesionales que mejoren el aprovechamiento del recurso

El objetivo del máster es, pues, formar profesionales de la diagnosis y la gestión del agua, mediante la profundización en los conocimientos científicos, metodológicos y técnicos necesarios. Proporciona no sólo estos conocimientos, sino que impulsa los aspectos prácticos y la realización de proyectos planteados en colaboración con entidades públicas y privadas. Desde la coordinación del máster se insiste en que, a los profesionales y a los investigadores que se dedican al agua, necesitan comprender las problemáticas asociadas desde una perspectiva global y que, el plan de estudios, hace énfasis en esta visión. “Es, el del agua, un ciclo que hay que trabajar para cerrarlo cada vez más”, afirma Balaguer, que hace referencia la necesidad de reutilizar el agua que consumimos y que tiene que hacer que, a través una adecuada gestión, se desvanezcan las amenazas que hoy se dibujan para el futuro.

El máster ofrece veinte plazas –su capacidad está condicionada por las diferentes prácticas que se llevan a cabo, porque un mayor número de estudiantes las dificultaría– lo que hace que el proceso de selección de los estudiantes sea imprescindible. Los candidatos proceden de diversos campos, como son la geología, la química, el medio ambiente, la ingeniería química o electrónica o la farmacia, entre otros. La amenaza de la diversidad de procedencias se resuelve pronto porque, nada más empezar, los estudiantes inician una práctica de campo en el que, a lo largo de dos días conviven y, además de conocerse, comparten las pericias de cada uno, lo que los hace más colaborativos.

Avanzado el curso, realizarán prácticas en los laboratorios y visitarán empresas relacionadas con la temática de estudio, unos aspectos muy aplicados que los organizadores del máster consideran de gran importancia. Durante el proceso lectivo, se desarrollan proyectos-curso en las diferentes disciplinas para poder aplicar, no sólo los conocimientos precedentes, sino las metodologías de análisis y diagnosis adquiridas. Un ejemplo es el proyecto que realizan los estudiantes, que consiste en el estudio de un tramo de un río en el que hacen el diagnóstico de su estado químico y ecológico, valoran el uso que se hace del agua y realizan propuestas para valorizar el lugar (por ejemplo, propuestas de rutas de interés cultural). Lo más interesante del proyecto es que los estudiantes lo presentan en exposición pública en el pueblo en que ha tenido lugar el estudio, y se invita a los representantes del ayuntamiento y las instituciones relacionadas con la gestión del agua. Por tanto, el trabajo de investigación obligatorio se desarrolla de la manera más provechosa posible, lo que pone a los estudiantes en contacto con problemas del sector y les proporciona la posibilidad de enfrentarse a ellas y buscar alternativas y soluciones.

De cara al futuro, Balaguer explica que con la concesión del CEI a la UdG la intención es aprovechar la oportunidad para conseguir que el de Investigación y Tecnología del Agua se convierta en un Máster Erasmus Mundus.


Puntuación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
no hay comentarios Síguenos en facebook y en twitter

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa Campus de Excelencia Internacional

Universitat de les Illes Balears ⋅ Ctra. de Valldemossa, km 7.5 ⋅ Palma ⋅ 07122 Illes Balears ⋅ Tel: +34 971 173 000
Universitat de Girona - Campus e-MTA ⋅ Parc Científic i Tecnològic, Edifici Casademont ⋅ C. Pic de Peguera, 15, ⋅ 17003 Girona Tel. 972 419 678
CSIC. Serrano, 117 ⋅ 28006 Madrid ⋅ Tel: +34 914 113 077
Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA)Edifici H2O - Parc Científic i Tecnològic de la Universitat de Girona. Emili Grahit 101- 17003 Girona

2012 © e-MTA Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua AVISO LEGAL| MAPA WEB
iglesiesassociats