ESP | CAT | ENG

Los lagos de montaña, un indicador de la contaminación provocada por la actividad humana


En su tesis doctoral, la investigadora Montserrat Bacardit ha estudiado las cuencas lacustres de montaña. A pesar de ser casi inaccesibles, algunos lagos y sus cuencas se encuentran claramente contaminados y presentan elementos potencialmente tóxicos para este ecosistema.

Los elementos traza –término que incluye un conjunto de metales y metaloides- son constituyentes naturales de la Tierra y varían en concentración en el aire, las rocas, los sedimentos, el suelo y los organismos vivos en todas las regiones geográficas.

Desde las civilizaciones antiguas, las actividades humanas han interferido en los ciclos biológicos, geológicos y químicos naturales de los elementos traza. A pesar de ser inaccesibles y remotas, las cuencas lacustres de montaña se encuentran claramente contaminadas por los elementos traza procedentes de emisiones antropogénicas, que se han desplazado hasta allí por medio del transporte atmosférico de largo alcance y la subsiguiente deposición.

Ecosistemas remotos

Los lagos de montaña y sus cuencas son indicadores excelentes de esta contaminación de largo alcance. Su continua acumulación ha dejado una cantidad importante de elementos traza potencialmente tóxicos en estos ecosistemas relativamente remotos.

La tesis de Montserrat Bacardit (Centro de Estudios Avanzados de Blanes, CSIC), dirigida por el Dr. Lluís Camarero y tutorizada por el investigador de la Universidad de Girona Dr. Sergi Sabater, se centra en la biogeoquímica de un conjunto de elementos traza de relevancia ambiental (Ni, Cu, Zn, As, Se, Cd y Pb) en cuencas lacustres pirenaicas, con un énfasis especial en distinguir los componentes “naturales” de las contribuciones “antropogénicas”. Además, se han estudiado cinco metales más (Al, Fe, Ti, Mn, Zr) para trazar flujos y procesos biogeoquímicos naturales en los sistemas lacustres.


Centinelas de la contaminación atmosférica

Bacardit ha realizado mediciones directas de los actuales flujos atmosféricos de elementos mayoritarios y traza. En este estudio, se han relacionado factores meteorológicos predominantes con los flujos de deposición elementales. En un estudio distinto, se han estimado los flujos estacionales atmosféricos de elementos mayoritarios y traza a partir del manto nivoso invernal muestreado a lo largo de un gradiente altitudinal.

En base a estos dos estudios, la investigadora concluye que las concentraciones de elementos traza aerotransportados en el Pirineo Central pueden ser consideradas representativas de los niveles de contaminación de fondo de áreas remotas de Europa.

Además, se han obtenido mediciones de otros cinco parajes de alta montaña de Europa a fin de compararlas. Elementos como Al, Ti, Fe, Mn y As forman parte del polvo transportado desde la Península Ibérica y el norte de África que episódicamente llega en cantidades más importantes al Pirineo y en menor medida a otras zonas de alta montaña europeas situadas más al norte. En cambio, se han encontrado las concentraciones más elevadas de Pb, Zn, Ni, Cu, As y Cd en las montañas de los Tatra, en el Ticino y en el Piemonte –lo que indica una mayor influencia de la industria y las áreas urbanas de estas regiones-, las concentraciones más bajas en el Tirol y concentraciones intermedias en el Pirineo y en las Grampian. 

Riesgo para la protección de los ecosistemas

La investigadora ha examinado la deposición histórica a largo plazo de los Pirineos a partir de registros en suelos y testimonios de sedimentos lacustres. Las concentraciones de elementos traza en los suelos pirenaicos son comparables a los registros en suelos de otras zonas de montaña europeas y, en muchos casos, son superiores a los límites recomendados para la protección de los ecosistemas.

Además, los inventarios (concentraciones por unidad de superficie) de elementos traza de origen antropogénico medidos por toda la cuenca lacustre son tres órdenes de magnitud mayores que los actuales flujos atmosféricos anuales en los Pirineos. Este resultado hace resaltar el potencial de los sedimentos y los suelos como fuentes de contaminación retardada a largo plazo si los posibles cambios ambientales favorecen la remobilización de los metales traza antropogénicos acumulados a lo largo del tiempo.

Montserrat Bacardit justifica en su tesis, Trace element biogeochemistry in high mountain lake catchments: identifying anthropogenic versus natural components from the atmospheric contamination legacy in remote natural areas, la necesidad de continuar las observaciones en un número más amplio de parajes de montaña. Según la investigadora, también seria necesario llevar a cabo la observación integrada a largo plazo de la deposición atmosférica, el transporte fluvial y lacustre, el flujo en los sedimentos y la incorporación de elementos traza por parte de la vegetación en cuencas de montaña.


FOTO: Estahn Redon (Valle de Aran)


Puntuación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
no hay comentarios Síguenos en facebook y en twitter

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa Campus de Excelencia Internacional

Universitat de les Illes Balears ⋅ Ctra. de Valldemossa, km 7.5 ⋅ Palma ⋅ 07122 Illes Balears ⋅ Tel: +34 971 173 000
Universitat de Girona - Campus e-MTA ⋅ Parc Científic i Tecnològic, Edifici Casademont ⋅ C. Pic de Peguera, 15, ⋅ 17003 Girona Tel. 972 419 678
CSIC. Serrano, 117 ⋅ 28006 Madrid ⋅ Tel: +34 914 113 077
Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA)Edifici H2O - Parc Científic i Tecnològic de la Universitat de Girona. Emili Grahit 101- 17003 Girona

2012 © e-MTA Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua AVISO LEGAL| MAPA WEB
iglesiesassociats