ESP | CAT | ENG

Los investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, UIB-CSIC) desarrollan un nuevo modelo para la predicción de meteotsunamis


La combinación de modelos atmosféricos y oceánicos proporciona más capacidad predictiva ante estos fenómenos

Es la primera vez que se realiza un estudio numérico de los meteotsunamis teniendo en cuenta todo su ciclo de vida

Los meteotsunamis, o tsunamis meteorológicos, son ondas oceánicas con características de tsunami de origen atmosférico, no sísmico. Estas ondas pueden generar oscilaciones del nivel del mar de gran amplitud. En ocasiones, estas oscilaciones pueden tener consecuencias destructivas en puertos y calas.

Una investigación en la que han participado los investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), un organismo mixto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de las Illes Balears (UIB), ha desarrollado un nuevo sistema de predicción que se basa en la utilización conjunta de modelos numéricos de la atmósfera y el océano. El estudio ha sido publicado en el último número de la revista Geophysical Research Letters.

“El nuevo modelo analiza el fenómeno a lo largo de todo su ciclo en el Mediterráneo occidental. En las etapas atmosféricas iniciales se producen las primeras variaciones de presión atmosférica en el norte de África en movimiento hacia las Illes Balears. Después, se produce una fase de acoplamiento entre la atmósfera y el océano, que se traduce en una amplificación de la onda a medida que se propaga por la plataforma entre Mallorca y Menorca. En la etapa final, se produce una resonancia en el puerto”, explica el investigador Joaquim Tintoré, del IMEDEA (CSIC-UIB). Este tipo de fenómenos ha sido estudiado durante más de 20 años en Ciutadella (Menorca), donde recibe el nombre de rissagues.

Actualmente, el sistema de alerta de meteotsunamis que lleva a cabo la Agencia Estatal de Meteorología para Ciutadella se basa en las condiciones sinópticas atmosféricas de gran escala, y se complementa con la vigilancia de los sistemas nubosos y las oscilaciones de presión. Este método permite predecir las situaciones de meteotsunami, pero no su intensidad.

“El estudio intenta predecir los meteotsunamis mediante modelos numéricos, atmósfera-océano, de alta resolución espacial y temporal. Esto nos permite simular con detalle suficiente tanto la propagación de la onda de presión atmosférica como la respuesta asociada del nivel del mar, lo que podrá aportar información de tipo cuantitativo y mejorar el sistema de predicción actual”, comenta el investigador Lionel Renault, primer autor del estudio.

Tsunamis meteorológicos menorquines

En el caso de Ciutadella, en la última fase de la rissaga la resonancia entre la onda exterior y la oscilación propia del puerto da lugar a variaciones del nivel del mar típicas de uno o dos metros en el interior del puerto en tan sólo 10 minutos, lo que provoca fuertes corrientes y el vaciado y secado de la parte final del puerto. De esta manera, las barcas fondeadas aparecen varadas en el fondo del mar hasta que vuelve a entrar el agua, y lo hace con tanta intensidad que provoca en muchos casos destrozos a las embarcaciones amarradas.

“Las rissagues tienen lugar varias veces al año, principalmente en verano, y no suelen causar grandes daños materiales en los puertos y las calas. Las más comunes suelen estar asociadas a ondas gravitatorias atmosféricas, es decir, a cambios de presión, que viajan a 100 km por hora aproximadamente, mientras las más intensas y destructivas parece que están relacionadas con núcleos de tormenta convectivos”, añade Tintoré.

En estos casos intensos, como lo ocurrido en Ciutadella el 15 de junio de 2006 y en el que se centra este estudio, la amplitud de la oscilación del puerto puede llegar hasta los cuatro metros. Esta oscilación, la más importante de los últimos veinte años, causó daños graves a más de cien embarcaciones y hundió otras treinta y cinco. El coste económico total del desastre se estimó en 10 millones de euros.

Según los investigadores implicados en el estudio, el desarrollo de sistemas de predicción atmosférica y oceánica de alta resolución es determinante para la predicción de tsunamis meteorológicos en esta región del Mediterráneo occidental. Además del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UIB), también han participado en el estudio investigadores de la Instalación Científico Singular del Sistema de Observación y Predicción Costera de las Islas Baleares (ICTS-Ocibar), la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey (Estados Unidos).


Referencia del artículo

Lionel Renault, Guillermo Vizoso, Agustí Jansà, John Wilkin, Joaquim Tintoré (2011): «Toward the Predictability of meteotsunamis in the Balearic Sea using regional nested Atmosphere and Ocean Models». Geophysical Research Letters, 38, L10601, DOI: 10.1029/2011GL047361


Puntuación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
no hay comentarios Síguenos en facebook y en twitter

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa Campus de Excelencia Internacional

Universitat de les Illes Balears ⋅ Ctra. de Valldemossa, km 7.5 ⋅ Palma ⋅ 07122 Illes Balears ⋅ Tel: +34 971 173 000
Universitat de Girona - Campus e-MTA ⋅ Parc Científic i Tecnològic, Edifici Casademont ⋅ C. Pic de Peguera, 15, ⋅ 17003 Girona Tel. 972 419 678
CSIC. Serrano, 117 ⋅ 28006 Madrid ⋅ Tel: +34 914 113 077
Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA)Edifici H2O - Parc Científic i Tecnològic de la Universitat de Girona. Emili Grahit 101- 17003 Girona

2012 © e-MTA Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua AVISO LEGAL| MAPA WEB
iglesiesassociats