ESP | CAT | ENG

Investigadores del IMEDEA (CSIC-UIB) alertan del impacto negativo del anclaje en las poblaciones de nacra


Las anclas de las embarcaciones recreativas afectan la conservación de la especie de molusco bivalvo más grande del Mediterráneo y que se encuentra en peligro de extinción

Un equipo de investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UIB) ha publicado recientemente un artículo en la revista científica Biological Conservation en el que señalan que la presión ejercida por el fondeo de embarcaciones en aguas de Mallorca y Cabrera tiene un impacto negativo sobre la nacra, la especie de molusco más grande del Mediterráneo y que actualmente se encuentra amenazada.

La nacra (Pinna nobilis) es un molusco bivalvo -esto es, que tiene dos conchas-endémico del Mediterráneo. Puede llegar a medir un metro de largo y habita en las praderas de posidonia. En la actualidad, la disminución de los hábitats costeros de posidonia debido a la presión de la actividad humana ha situado la nacra en peligro de extinción.

El estudio ha evaluado la densidad de población de nacra en seis localizaciones costeras diferentes ubicadas en aguas poco profundas (entre 5 y 6 metros de profundidad) de Mallorca y de Cabrera para intentar determinar cuáles son los factores que pueden interferir en la presencia de esta especie amenazada.

Los investigadores han obtenido una estimación fiable de las poblaciones de nacra en los seis lugares evaluados y han encontrado densidades de población muy diferentes: desde 1, 4 hasta 10 individuos por cada 100 metros cuadrados. Según los investigadores del IMEDEA (CSIC-UIB), estas diferencias no se pueden explicar por factores relacionados con el hábitat, como la densidad de haces y la cobertura de las praderas de posidonia, ni por el desalojo causado por las tormentas (que se ha evaluado por la velocidad máxima del viento en cada localización).

En cambio, el estudio apuntó que la densidad de la nacra debe relacionarse con el fondeo de embarcaciones recreativas. Así, el análisis de los datos obtenidos en esta investigación ha permitido determinar que en los lugares donde no estaba permitido anclar la densidad media era de 7,9 individuos por cada 100 metros cuadrados, mientras que en los lugares donde las embarcaciones podían anclar la densidad se reducía hasta un promedio de sólo 1,7 individuos por cada 100 metros cuadrados.

A partir de este estudio, los investigadores del IMEDEA (CSIC-UIB) destacan la importancia de reducir la presión del anclaje en las praderas de posidonia como medida para favorecer la conservación de la nacra, una especie protegida y en peligro de extinción. Así, proponen la instalación de boyas de amarre permanente para reducir el impacto de las embarcaciones sobre las praderas de posidonia y, en consecuencia, sobre las nacras.

Referencia bibliográfica:

Iris E. Hendricks, Simone Tenan, Giacomo Tavecchia, Nuria Marbà, Gabriel Jordà, Salud Deudero, Elvira Álvarez & Carlos M. Duarte. «Boat anchoring Impacts coastal populations of the pen shell, the largest bivalvo in the Mediterranean”. Biological Conservation, 160 (2013). 105-113. DOI: 10.1016/j.biocon.2013.01.012


Puntuación
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
no hay comentarios Síguenos en facebook y en twitter

Proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el marco del Programa Campus de Excelencia Internacional

Universitat de les Illes Balears ⋅ Ctra. de Valldemossa, km 7.5 ⋅ Palma ⋅ 07122 Illes Balears ⋅ Tel: +34 971 173 000
Universitat de Girona - Campus e-MTA ⋅ Parc Científic i Tecnològic, Edifici Casademont ⋅ C. Pic de Peguera, 15, ⋅ 17003 Girona Tel. 972 419 678
CSIC. Serrano, 117 ⋅ 28006 Madrid ⋅ Tel: +34 914 113 077
Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA)Edifici H2O - Parc Científic i Tecnològic de la Universitat de Girona. Emili Grahit 101- 17003 Girona

2012 © e-MTA Campus Euromediterráneo del Turismo y el Agua AVISO LEGAL| MAPA WEB
iglesiesassociats